Asociación Cultural el Hocino
 

 
Actividades realizadas

 

Esto es lo que EL HOCINO ha organizado en 2004. Como siempre, esperamos vuestras sugerencias y críticas.

· Revistas El Hocino

La Asociación Cultural el Hocino publicó en 2004 tres nuevos números de la revista cultural El Hocino (nº 11, 12 y 13). Nuevos artículos, más fotografías antiguas... nuevos colaboradores.
Esperamos que te animes a escribir para las próximas revistas. Tu memoria y la de tus familiares se lo merecen.

Para 2005 la junta ha decidido hacer cambios en la revista cultural. Nuevo diseño, más color y calidad, y sólo dos números anuales.

· Quinta fiesta del árbol


Un año más, el quinto, celebramos en Blesa (Teruel) una de las fiestas que se realizan cada vez con más arraigo. La V Fiesta del Árbol, del pasado 15 de febrero congregó a más de 160 personas. Como la mayoría de las fiestas de invierno, muchos blesinos regresaron a su pueblo de propio para pasar un día o un fin de semana y plantar los árboles que formarán las arboledas del futuro. Además, el tiempo fue una auténtica maravilla, con un sol y temperatura primaverales que para sí querríamos disfrutar en el neblinoso valle del Ebro.

La asociación cultural El Hocino, organizadora de esta jornada de plantación y reencuentro, había recibido varias eras en las faldas del cabezo de San Jorge, en donación para plantar árboles. Estas eras fueron donadas por las siguientes personas o sus herederos:

- Los hermanos Provincial.
- Pilar Artigas.
- Adolfo Guallarte.
- José Bartolo.
- Joaquina Magallón.
- Amparo Lomba.
- Manuel y Primitivo Sanz Martín

Meses antes labró las eras Manolo Salas para que la tierra cogiera tempero y fuese más fácil de cavar.

La fiesta comenzó temprano, en la Peña la Folligana, que como cada año desde el primero, ayuda y colabora para preparar el desayuno que se ofrece, a base de chocolate caliente, para congregar a los participantes.

Cuatrocientos pinos, donados por la Diputación Provincial de Teruel, se plantaron en esta jornada. Tras la plantación, que fue relativamente rápida, dado el numeroso grupo de personal que se congregó, había que regar las jóvenes plantas, pero la cuba seguía en el lugar donde se utilizó el pasado año, y no había ningún tractorista que nos pudiese ayudar, hasta que acudió en socorro de la situación José Luis Pérez, como en tantas ocasiones, para la Asociación, o el pueblo. Gracias a la bomba que la asociación cultural adquirió hace dos años, pudimos bombear agua al nivel de las eras y regar con bastante comodidad. Únicamente la era más alejada se debió regar a pozal, con una cadena humana.

No todo el mundo estuvo plantando árboles en las eras. Un grupo numeroso estuvo restaurando los bancos que la asociación colocó hace unos años en la era del mentidero, así como los de la piscina, además de entrecavar, arreglar y regar las plantas de esta era. Por otro lado, este mismo fin de semana Plácido colocó un par de bancos, a petición de la asociación, en las eras del cementerio que se replantaron el año 2003, uno bajo los árboles de mayor porte, que se plantaron hace sesenta años, y otro frente al pueblo.

Lo maravilloso de la jornada es, no sólo que se reúnan los blesinos ante la idea de plantar árboles para un lejano futuro, sino atraer a otros que llevan años sin acudir al pueblo, pero lo recuerdan porque lo llevan en un rincón del corazón.


La era del mentidero quedó como un primor.

El almuerzo, que tuvo lugar frente a las escuelas nuevas, no estaría completo sin su rifa. Este año se sorteó una preciosidad de escudo de Blesa, metálico en relieve, y lujosamente enmarcado, que Marisol donó a la asociación para este fin. El premio fue para Dolores. También se rifó un segundo obsequio de Marisol, en este caso una bonita botella lujosamente decorada con adornos plateados. Los fondos se utilizan para pagar los gastos de la jornada, y que como podéis suponer no son pocos.

En resumen, una jornada estupenda acompañado de amigos, fiesta, comida, con la satisfacción de haber realizado una buena labor común para bien de la comunidad que forman los blesinos cuando ponen su empeño y miras en perdurar.

· Exposición de fotografías de pueblos de Albayar

La Asociación Cultural el Hocino organizó una exposición fotográfica itinerante con fotografías actuales, seleccionadas entre lo mejor de cada pueblo, por cada uno de los pueblos de la Coordinadora Albayar. La exposición estuvo en Blesa el primer fin de semana de actividades, el 31 de julio y 1 de agosto.

Las 42 fotografías retrataban lo más bonito o curioso de los pueblos de Blesa, Huesa, Moyuela, Monforte, Loscos, Anadón, Allueva, Rudilla, Bea, Lagueruela, Fonfría, Piedrahita y la ermita de la Virgen de la Silla... Y algunas eran fotografías de concurso.

· IV Milla de los molinos de Blesa

El mes de julio terminó con el comienzo de las jornadas culturales en Blesa. La tarde del sábado 31, se celebró el Cuarto Día del Deporte, con las esperadas carreras pedestres, que congregan a todo el pueblo a lo largo del recorrido de la MILLA DE LOS MOLINOS.

Como en años pasados todas las pruebas se celebraron en medio de un gran ambiente festivo entre los blesinos.

[CARTEL DE LA CARRERA] (480 Kb. PDF)

Este año se sumaron nuevas categorías a las ya existentes para que puedan participar desde los más pequeños, a los más mayores.

Los pitufos de 0 a 5, los de 6 a 9, los chavales de 10 a 14 y para los de 15 en adelante... y... los de cuarenta y muchos.

Los corredores infantiles de las dos primeras categorías recibieron un pollito como trofeo y recorrieron sólo una parte del recorrido. La salida en estampida que protagonizaron los de 6 a 9, sin medir las fuerzas, dejó atrás hasta a los fotógrafos. Como es lógico, cuando la carrera llevaba más de 100 m los grupos se comenzaron a estirar, y el regreso se estiró más que el pelotón de la Vuelta a España.

Las carreras júnior estuvieron muy concurridas, como siempre (podríamos poner una fotografía del año pasado y no se notaría apenas). En la meta la emoción contagiaba a padres, abuelos, amigos...

Todos esperaron su premio, su pollito, algunos menos su copa, o medalla. El pollo un detalle que rememora nuestras tradicionales carreras de pollos, se reservaba para las categorías de adultos.

La carrera de adultos (a partir de 14 años), la Milla de los Molinos de verdad, estuvo también concurrida. Una docena de corredores, cinco de fuera de la localidad tomaron la salida. La categoría absoluta contó con la presencia de prestigiosos corredores de fuera de nuestra localidad, entre los que estaban Francisco Javier Ferrando Triviño, Rubén Villaroya, Juan María Artola y López con currículum bastante impresionantes, (que os transmitiremos en la próxima actualización de la página). Pero ello no arredró a los blesinos, que se apuntaron a la carrera dispuestos a seguir la estela de quien hiciese falta. Los mejores clasificados locales fueron Pedro y Basilio. Este año nos falló la presencia de José Allueva y Elena Sanz Monfort.

La categoría con menos presencia fue la de mujeres, por lo que se corrió junto a los hombres, con tiempo separado para ellas. Sólo se apunto Mercedes Provincial, que se esforzó como el que más, aunque tuviese asegurado el puesto en el podio "matemáticamente". ¿Qué habrá que hacer para que se las mozas y no tan mozas se apunten a la carrera del pollo? ¿premiar con más pollos, rifar manualidades...? ¿o rifar a un mozo entre las participantes? Algo habrá que pensar.

Este año hubo una categoría sorpresa: para la gente maravillosa de más de cuarentaitantos. Las criaturas... ¡perdón! Los padres y abuelos, según el caso, se disputaban su medalla y su pollo, honor por el cual algunos correrían una maratón.

Esta carrera se realiza gracias a los que participáis y a los patrocinadores, que podéis ver en el cartel.

Hay que destacar una año más, el gran éxito de público que esta prueba ha vuelto a suponer, pudiendo contabilizarse por cientos el número de vecinos y amigos expectantes a lo largo del recorrido.

· Talleres de manualidades adultos

 

Las tardes del 2 al 6 de agosto tuvimos la oportunidad de participar en los taller de manualidades para adultos, que organizó Marisol. Durante meses estuvo planeando y enseñándonos multitud de manualidades para llevar a cabo en verano y que todo saliese bordado.

Decenas de personas se apuntaron y realizaron un precioso libro de aspecto antiguo con la estampa de una de las tablas del retablo gótico de Blesa. También fueron decenas los que se apuntaron a realizar una bonita teja adornada como una casa, y también fabricaron un ángel a partir de una fregona y cintas. Y por si esto fuera poco, otras personas prepararon cuadros con miniaturas de elegantes sillas de época en relieve. ¿Alguien da más por menos? ¡Pues no!

· Exposición de dibujos de Gregorio Lagunas

Una de las exposiciones más admiradas y comentadas ha sido la de los estupendos dibujos a plumilla de Gregorio Lagunas, este inquieto blesino de adopción (y corazón).

La exposición que ha sido realmente casi un antología, ha reunido obras suyas de todas los rincones del mundo: Blesa, Zaragoza, Barcelona, Huesa del Común... y no sabemos si alguno más.

Numerosos de sus dibujos a plumilla eran de Blesa. Su perfeccionismo provocó que alguna persona comentase "que si los dibujos se hacían por ordenador", o que "si eran láminas que se venden (sic)", queriendo decir que eran láminas se que compraban hechas. Una vez que se explicaba cómo se realizan y el detalle al que hay que llegar, se admiraban del trabajo que cada obra conllevaba.

El contenido de la exposición (casi 40 cuadros), mostraba sobre todo rincones de diferentes lugares de Blesa, pueblos turolenses, y la ciudad de Teruel y Zaragoza, con magníficas estampas del Pilar, que tanto inspira a Gregorio. Otro grupo de plumillas tenía por tema estampas bíblicas y mitológicas.

Tuvo lugar en las Escuelas Nuevas de Blesa del 2 al 8 de agosto. No se puede contar cuántos fueron los visitantes. Fue una pena tener que recogerla, porque cada vez que la recorrías veías nuevos detalles en las plumillas ante las que te detenías, y a buen seguro que se merecía un catálogo.

· Viaje turístico a Castellote, Cuevas de Cañart y Santolea

El sexto viaje turístico que la A. Cultural el Hocino ha organizado bajo el lema "Conoce Teruel" nos llevó a dos pueblos del Maestrazgo.

Dos autobuses completos más varios coches partieron a las 8:00h del sábado 7 de agosto. La mañana amenazaba lluvia en Blesa, pero los kilómetros que recorrimos rumbo a "la playa" nos alejaron de ella.

CASTELLOTE

Este pueblo vive colgado de la solana de una montaña coronada por los restos un castillo medieval. Lo más pintoresco del pueblo fue andar por sus calles más altas y el ayuntamiento, pero su mayor valor es paisaje. El entorno es agreste, el horizonte es profundo y sinuoso, con bordes acerados coronando las montañas. Poco más hay para ver.

CUEVAS DE CAÑART

La visita a este pueblo es absolutamente imprescindible. Se trata de una postal aislada por montañas, de las hacen olvidar el paso tiempo. Ha mantenido la esencia de su personalidad histórica, que la tuvo. Aunque por mor del tiempo pudimos estar poco rato, fue un auténtico descubrimiento; incluso el propio trayecto hasta Cuevas de Cañart, con profundos barrancos revestidos de vegetación y montañas que desafiaban al resto del paisaje.

Click para ampliarEn Cuevas de Cañart vimos la iglesia que estaba bien conservada y tenía una de las cúpulas más bonitas de las que hemos visto en las linternas. Si les enseñan la iglesia es imprescindible ver la sacristía de la misma, que conserva el mobiliario antiguo del siglo XVIII.

En una de las antiguas ermitas locales, muy disimuladas entre las calles de estilo más puro, han llevado a cabo una exposición permanente sobre su patrimonio perdido, que llamó mucho la atención de los blesinos.

Pero donde más se demostraba que este pueblo es un virtual desconocido, apenas contaminado por la arquitectura reciente es al pasear bajo sus arcos medievales, que dejan ver su construcción a base de cañizos y troncos finos; y también al ver el antiguo horno de pan cocer. No es que lo hayan cuidado, es que está intacto con respecto a los siglos en que se empleaba, con sus paredes zahumadas, sus bancos o mesas donde colocar los panes, los estantes, balanzas... todo sin tocar, como nos gustaría encontrar aquellos edificios a los que más cariño les tenemos. Espero que no pase nunca por allí un restaurador.

También tuvimos oportunidad de ver el precioso hotel que han realizado en un edificio histórico re habilitado.

EL PANTANO DE SANTOLEA

El camping de Castellote está a 200 m de la presa del embalse de Santolea. En él nos congregamos todos para comer una paella gigante. La tarde fue variada, según los gustos, porque el tiempo era excelente e invitaba a pasear, bañarse, jugar, o irse en piragua, como hizo un grupo de unos ocho jóvenes. Finalmente no fuimos al pueblo de Jaganta para no apretar demasiado la agenda.

Como cada vez que vamos al Maestrazgo, acabamos admirados de las bellezas que encierra esta zona de Aragón (en el del otro lado no hemos estado). Esta joya casi inviolada está ahí, sólo hay que ir, descubrirla y darla a conocer.

 

· Taller de construcción de instrumentos musicales populares

El domingo 7 de agosto tuvo lugar uno de los talleres anuales más esperados organizados por la A. C. El Hocino, el de fabricación de instrumentos musicales.

Como cada año, Nacho y Jesús Martínez volvieron a congregar a sus fieles alumnos en torno a su afición y profesión, ligada en ambos casos a la música tradicional aragonesa y sus instrumentos.

Este año, con plazas limitadas, al tener que traer piezas hechas, fueron 25 las matracas que se realizaron, rodeadas de la lógica expectación y público. El proceso de unir, perforar, atornillar y pegar piezas llevó bastante rato, pero el producto final, una vez aceitado quedó estupendo.

· Visita turística a Moyuela

De la mano de José Abadía, unos cuarenta blesinos visitaron Moyuela el domingo 7 de agosto.

Los traslados se realizaron por coche, reuniéndonos a las cinco y media en la fuente del abrevadero.

Click para ampliarAbadía, presidente de la Asociación Cultural Arbir-Malena, hizo un hueco en la agenda de aquel domingo para descubrirnos lo mejor de Moyuela. Aunque pueblos vecinos, los lazos con Moyuela son menores que con otros pueblos de la Honor de Huesa, siendo la relación más personal o laboral.

José Abadía nos comenzó enseñando la iglesia de Nuestra Señora de la Piedad, cuya torre es ahora parte del patrimonio mundial por su estilo mudéjar. La iglesia, muy arreglada, está acondicionada de forma muy didáctica, con lonetas en sus pilares; es un ejemplo de cómo podría estar la nuestra. También merecieron gran comentario los restos del personaje local por excelencia, el Arzobispo Apaolaza (muerto en 1643), y sus andanzas terrenales.

Visitamos el exterior de la ermita de San Clemente. Edificada en el siglo XVII, es sin duda la iglesia moyuelense de exterior más espectacular, con sus juegos de cúpulas y volúmenes. Lamentablemente está sin restaurar y el interior no es visitable.

Donde si recalamos fue en la ermita de Santa María de Allende. Románica, de ambiente grato, sobrio, es raro ver este estilo tan al sur. Su atrio y única nave de poca altura se acentúa por una sobresaliente espadaña de sillería. Fue restaurada recientemente, y convertida en "centro de interpretación" de sí misma con más lonetas didácticas, promovidas por la asociación cultural.

De allí partimos hacia la antigua nevera (nevería la llaman en Moyuela), que está restaurada recientemente. Entramos en dos grupos por un acceso que está casi al nivel del fondo del pozo de nieve. Junto al mismo pudimos ver el peirón de las almas, similar en estilo al del Hituelo de Blesa, y que también fue terminado de reparar por el escultor blesino José Luis Plou.

En el programa de la visita habíamos incluido la visita de la casa-cueva que se está acondicionando como muestra de este hábitat tradicional en Moyuela; pero está todavía sin terminar. Los blesinos no estaban dispuestos a dar la visita por terminada sin ver una casa-cueva, así que camino de la ermita de San Jorge, "hicieron poco, hicieron mucho" (como suele decirse) que acabaron visitando la de una prima hermana de una blesina.

La visita al exterior de la ermita de San Jorge y los restos del desaparecido castillo fueron el punto y final de esta visita, desde un punto privilegiado para contemplar la naturaleza del peculiar casco urbano de Moyuela, tan próximo, pero tan diferente al de Blesa.

Lo que no hicimos este año es ir al pueblo en bicicleta, como estaba anunciado, porque al "darnos hora por la tarde" no era práctico salir con el sol de las cuatro de la tarde.

· Concurso fotográfico Blesa 2004

71 fotografías se presentaron este año al concurso "Blesa 2004", un récord de participación, de fotos y de autores. El concurso se falló el domingo de las fiestas, como es costumbre, de la mano de un jurado de la Real Sociedad Fotográfica que colabora con la A. C. El Hocino. [Bases del certamen fotográfico]

Las tres fotografías premiadas este año lo fueron, por orden, de: Teresa Badules por su trabajo titulado "Rodadas", José Carlos Gordillo Azuara (de Montalbán) por "Presa del Hocino" e Ignacio Salas por "Nocturna".


Mª Teresa, Javier y José Ignacio, los ganadores del concurso en 2003

La exposición, que pudo verse desde el lunes 9 de agosto, mostraba preciosas fotografías, como pudieron ver cuantos se acercaron; fueron cientos los visitantes que se acercaron.

José Carlos Gordillo, autor de tres estupendas fotografías

La entrega de premios se realizó, de forma un tanto accidental, el viernes 6 y el sábado 15 al no poder hacer coincidir a los tres ganadores.

Junto a nuestro concurso se falló el de Alto Aguasvivas 2004, que ganó Carlos Cotaina. Por un malentendido se llevó los dos premios Albayar, lo que es incompatible con las bases, por lo que sólo se otorgó uno de ellos, quedando el otro desierto.

· Deporte: fútbol-sala infantil Blesa-Huesa.

La pandilla de chavales que el año pasado participó en el partido de futbito Huesa-Blesa, se reunieron este año en Blesa para celebrar el partido de vuelta. Los jugadores ya estaban más creciditos, llenaban más el campo o cundían más.


Los dos equipos, una vez terminado el encuentro posan para la posteridad.

El partido se celebró, en el frontón semicubierto, como campo improvisado que daba las medidas con un pequeño margen. Fue numeroso el público de Blesa y Huesa que se congregó alrededor para animar a los jugadores y corear en los goles. El resultado fue bastante abultado 14-11 (de partido de balonmano se podría decir), pero se acabó imponiendo el equipo blesino. Los chavales se lo pasaron muy bien.

Felipe, el árbitro, dio muestras de su amplia experiencia, por los muchos años en que ha sido jugador de fútbol-sala. Fue muy ecuánime.

Esperamos que al año que viene haya un campo en condiciones, gradas, cubierto, focos, vestuarios, animadoras...

Este 2004, lo que no hubo finalmente, fue encuentro en el Aguasvivas. Los huesinos ya nos habían avisado de que no acudirían, así que pensamos que se podría organizar sólo con los de Blesa. Pero nada se organiza solo, así que al final no tuvo lugar. Pedimos perdón por las molestias que pudiéramos ocasionar.

 

· Jornada de puertas abiertas en Blesa: visita desde Huesa

La tarde del miércoles 11 tuvo actividades por partida doble. Tras el partido de fútbol sala, comenzamos una visita guiada a Blesa, por parte de un grupo numeroso de huesinos. La visita era abierta, y a ella algunos blesinos a medida que cruzábamos las calles.

Les llevamos a visitar los dos molinos del pueblo, comentarles lo más interesante de las calle Baja y plaza Vieja, donde se encuentran las casas de los personajes más famosos, y el interior de la iglesia. Javier fue el encargado de los comentarios histórico-curiosos por el camino. Tras ello tuvieron el privilegio de ser los primeros visitantes del Museo de la Carpintería y fragua, que terminaron de acondicionar esa misma mañana (¡al fin!).

Como vinieron entre treinta y cuarenta; hubo que hacer turnos para visitar el museo de la Carpintería. Mientras unos lo visitaban, otros admiraban "la bodega La Labranza" que Juan y Marisa han acondicionado con multitud de instrumentos, herramientas de oficios y labores tradicionales, envases, y hasta un carro que no hay en el museo que fue carretería.

Creemos que se llevaron una buena impresión.

· Teatro infantil: la leyenda de la Peña del Mudo

La tarde del 14 de agosto fue una de las más especiales de este verano. La era de Perdiguer (mentidero para los amigos) fue el escenario de la representación teatral de la leyenda de la Peña del mudo. El escenario ideal hubiera de haber sido a los pies del pilón de San Jorge, auténtico escenario según la leyenda novelada por Salvador Gisbert. No obstante, todo se preparó para realizarlo a menor altitud, para que los espectadores más mayores no se perdieran el evento teatral del verano.

Homenaje a Luis Cebollada.

Antes de empezar dedicamos unas palabras a la memoria de un colaborador y socio de la Asociación Cultural El Hocino, que murió hace pocos meses: Luis Cebollada. Lo hicimos antes de esta obra de teatro, porque tuvo una importante participación en la que antecedió el año pasado. Fue el narrador de la leyenda que representamos en 2003 en El Hituelo. Este mismo año tenía como proyecto deleitarnos en Blesa con un recital de poesía, y comenzó a adaptar la leyenda de la Peña del Mudo para poderla representar, labor que no pudo concluir.

Los preparativos

Los preparativos llevaron días. Rosa, Mayte y Maribel, planearon la obra y los trajes, los materiales, escenarios y pilones. Hay que destacar su labor de dirección y su pericia para fabricar trajes y armas para las tropas napoleónicas. Todo fue creado poniendo imaginación.

La leyenda

La obra de teatro infantil está ambientada durante la Guerra de la Independencia, cuando una gran columna de soldados napoleónicos se dirigía a Blesa. En sus afueras, un grupo de blesinos soliviantados se emboscó para hacerles frente. Tras la escaramuza y el contraataque francés, los guerrilleros se retiraron, salvo uno que siguió haciéndoles frente y debió retirarse monte arriba hasta ser acorralado. El blesino, que era mudo, prefirió arrojarse al abismo que entregarse.

La representación

La obra de teatro se basó en la leyenda de la Peña del Mudo, tal como la noveló el pintor blesino Salvador Gisbert hace poco más de cien años. Fue adaptada por Pedro Luis Arqued de tal forma que tuviese la justa brevedad y de que casi todos los niños tuvieran su frase para actuar.

¿Quieres más fotografías de la representación?
¿Quieres tener el texto y los diálogos?

Atención. La obra y las fotografías de la función.Ir a...

· Ofrenda de flores del Pilar
La Asociación Cultural El Hocino, haciéndose solidaria del sentir de una parte de los socios, se inscribió este 2004, por vez primera, en la ofrenda de flores a la Virgen del Pilar, que tiene lugar en Zaragoza el 12 de octubre.

Son bastantes los socios que acudían a la ofrenda de flores en distintas agrupaciones. Tal vez el compromiso les haga salir con las mismas, pero un grupo de unos veinticinco blesinos se habían congregado a las 13:50 en la calle Canfranc, donde les habían marcado la salida, y poco a poco iban llegando más.

Poco a poco se congregaron 37 personas en el grupo de Blesa, entre los que hay que destacar al nutrido grupo de niños y niñas, tan graciosos ellos. Nos han contado que se lo pasaron muy bien. Aunque tardaron un poco en ponerse en marcha a las cuatro ya estaban en casa. Muy bien para ser el primer año que se ha organizado, y que no todo los interesados se habían enterado. El año que viene más.

· Restauración del pilón de...
El largo fin de semana de Todos los Santos, en Blesa, la Asociación Cultural El Hocino, con la colaboración del Ayuntamiento de Blesa, restauró el pilón que está en el primer pajar del Balaguero. Un grupo de una quincena de personas se preocupó de comprar material, prestar herramienta, montar andamios, picar el yeso movido, etc. Tras limpiar desde los pies del pequeño monumento, lleno de tierra y hierbas, hasta el tejadillo del pilón, formado por una pirámide de yeso, totalmente suelto, se procedió a lucirlo con cemento. El tiempo fue excelente, ni frío ni calor ni viento.

El lunes, se pintó el pilón entero, se puso en la capilla una estatuilla y una flores, y se cerró la hornacina con un cristal. Blesa ya tiene algo más que ver.

Con este (junto al de El Hituelo), ya son dos los pilones recuperados por la Asociación Cultural El Hocino, que si bien no tiene ningún concordato con la Santa Sede, al respecto, si tiene dispensa papal para trabajar en domingo };-), y el compromiso de conservar y recuperar el patrimonio de Blesa, en la medida de sus posibilidades.

· El Hocino en la feria de S. Andrés de Loscos

El puente de la Constitución, durante los días 4 y 5 de diciembre, se celebró en Loscos (Teruel), la segunda edición de la "EXPO-ALBAYAR 2004", II FERIA DE SAN ANDRÉS (cultural, artesanal y comercial). El Ayuntamiento de Loscos y la Asociación Cultural Trassierra, han mejorado ostensiblemente las infraestructuras, organización e interés desde el año pasado. En la presentación de la feria estuvieron el Presidente de la comarca del Jiloca y el presidente del ADRI, patrocinadoras del evento.

Muchos fueron los pueblos representados, Monforte de Moyuela, Moyuela, La Hermandad de la Virgen de la Silla, Azuara, Fombuena, Anadón, Huesa del Común, Blesa, y por supuesto Loscos.

Blesa estuvo representado por la Asociación Cultural El Hocino, paneles, publicaciones y fotografías, y muestras del trabajo de blesinos, con productos de la tierra, miel, trabajos manuales y preciosas prendas de encaje de bolillos. Todo lo que de bonito tenía el stand se debió a la preparación y buen gusto de varias mujeres que empujan al Hocino hacia arriba, Mª Jesús, Maribel y Mª Josefa, y las hilaturas que prestó Hortensia para la ocasión.

Lamentablemente, dada la oportunidad que este evento con numeroso público supone, no llegaron a tiempo los folletos del recientemente estrenado Museo de la Carpintería, que el Ayuntamiento está a punto de recibir.

Stand de los blesinos
Maribel y Mª Josefa, dos de las encargadas de que el mostrador de Blesa y El Hocino tuviese encanto.

La feria ha tenido, a pesar de celebrarse en diciembre, una gran concurrencia de público, ya que son miles las personas que aprovecharon el largo puente para ir a sus pueblos. Loscos y los losquinos siguen sorprendiendo un año tras otro a los demás pueblos y asociaciones por su iniciativa, esfuerzo, infraestructuras, y éxitos. Sin duda ha merecido la pena acercarse a Loscos a ver la feria.

Visita: feria.loscos.info

· y habrá más...

Ya estamos preparando actividades para el invierno. Pronto te comentaremos cuándo será el próximo Día del Árbol...

Y, por favor, transmitid vuestras ideas y opiniones.

Participando colaboras a engrandecer tu pueblo
¡Blesa será tan grande como empeño pongamos!
El Hocino de Blesa

   
   
Menú principal Blesa, un lugar en el mundo